«Desde su agujero de arcilla escuchó el eco de las voces que lo llamaban y, como si de grillos se tratara, intentó ubicar a cada hombre dentro de los límites del olivar» (Jesús Carrasco, Intemperie)

domingo, 15 de enero de 2017

La literatura y la vida social de los escritores

Que los escritores cada vez tienen menos tiempo para escribir es algo que todos o muchos, al menos, intuíamos. Su asistencia a todo tipo de saraos (conferencias, salones, clubes de lectura, semanas monográficas, ferias del libro, etcétera, además de sus propias promociones), se ha convertido en una parte muy importante, y voluminosa, de su quehacer diario. 

De todo ello se ocupa con profusión el artículo  'El escritor ambulante' escrito por Leila Guerriero y publicado en el suplemento 'Babelia' del 14 de enero de 2017.

Los tebeos de la Editorial Novaro

Al llegar a cierta edad nos convertimos en una suerte de islotes rodeados por la nostalgia. De repente, nos entra como una fiebre ciega por recuperar aspectos de nuestra vida pasada que, en un momento determinado, nos hicieron sentir felices. Dentro del territorio del cómic, de los tebeos, cuando éramos pequeños los aficionados al género nos nutrimos con las publicaciones de una empresa mexicana, que llegaron a los kioscos de España allá por los años sesenta del pasado siglo. Me estoy refiriendo a la editorial Novaro que, a través de sus múltiples series (western, dibujos animados, superhéroes, vidas ejemplares, etcétera), ilustró con sus viñetas policromadas muchos de nuestros mejores ratos libres, sentados en sillas de enea o en el santo suelo, mientras la canícula estival, o el rigor invernal, bailaban a nuestro alrededor. 

Pues bien, Diábolo Ediciones acaba de publicar el volumen 'Cuando Bruce Waye se llamaba Bruno Díaz', escrito por Jorge Gard, en el que recoge la historia de aquellas colecciones de tebeos hoy difícilmente encontrables. Así que, nostálgicos del mundo uníos, aquí está la posibilidad de recuperar un buen pedazo del pasado que fuimos.

miércoles, 11 de enero de 2017

Sobre la autoficción

Periódicamente aparecen artículos o comentarios o conversaciones o ensayos o escritos o sesudas reflexiones acerca de que determinados géneros están agotados, que se mueren, que ya no dan más de sí. Kaput, vaya. Suele suceder a comienzos de año y también con la llegada del verano o con momentos de relajación literaria. Es algo cíclico que nunca se cumple, pero sí se repite. Si se cumpliese, la novela, género preferido por los francotiradores para certificar su defunción, estaría muerta hace mucho tiempo. 

En esta ocasión, sin embargo, el punto crítico afecta a la llamada autoficción, es decir, esa mezcla de memoria y novela que últimamente habita en estantes y mesas de las librerías con cierta profusión. A tal respecto, Anna Caballé, profesora de la Universitat de Barcelona, escribió en el suplemento 'Babelia', también del pasado 7 de enero de 2017, un magnífico artículo, titulado '¿Cansados del yo?', cuya lectura resulta interesante y muy recomendable. Si gustan, aquí disponen del enlace.

Eduardo Mendoza, en 'Babelia'

Javier Rodríguez Marcos entrevistó al nuevo Premio Cervantes, Eduardo Mendoza, para el suplemento literario 'Babelia' del pasado 7 de enero de 2017. Entre muchas otras cosas, Rodríguez Marcos le preguntó al escritor catalán sobre su ciudad, recordándole que la Barcelona de sus novelas ofrece una imagen de ciudad chusca y poco gloriosa, a lo que Mendoza respondió: «Efectivamente. Las ciudades son malvadas y mi crónica es de sucesos. lo que pasa es que, como lo que importa es que hablen de uno, pues qué bien que hablen de Barcelona. Me dan la medalla de hijo predilecto cuando en realidad me tendrían que expulsar. Las ciudades, los pueblos, cualquier comunidad humana es por definición darwiniana y caníbal». Si quieren pueden leer a continuación el texto íntegro de la entrevista. Vale la pena.

viernes, 6 de enero de 2017

Care Santos y Xavier Theros ganadores de los premios Nadal y Josep Pla 2017, respectivamente

Desde hoy, 6 de enero de 2017, la escritora catalana Care Santos es la ganadora del Premio Nadal 2017 con su novela titulada 'Media vida'.
Por su parte, Xavier Theros se ha alzado con el Premi Josep Pla por su obra 'La fada negra'.
El diario ABC lo explica perfectamente en su crónica de esta misma noche.
Enhorabuena a ambos autores.

lunes, 2 de enero de 2017

Dudamel, Mahler y la Orquesta Filarmónica de los Ángeles (año 2009)

Y por si alguien no conoce aún la versión de la Primera Sinfonía de Mahler dirigida por Gustavo Dudamel al frente de la Orquesta Filarmónica de los Ángeles, aquí tiene, si gusta, el cuarto movimiento, Stürmisch bewegt de dicha sinfonía, donde el maestro venezolano da rienda suelta a todo su temperamento arriba de un podio de director. La interpretación es del 8 de octubre de 2009 y tuvo lugar en el Walt Disney Concert Hall.  Espectacular, sencillamente.

Gustavo Dudamel triunfó en el Neujahr Concert de 2017

Ya es casi tradicional que El Eco de las Voces comience el ejercicio con música, más concretamente con imágenes del Concierto del Primero de Año, Neujahrt Concert, que se celebra cada uno de enero en Viena a cargo de la Filarmónica de la capital austriaca y que convoca a los mejores directores mundiales para festejar universalmente el nacimiento del nuevo mes de enero. que apenas tiene once horas de existencias cuando comienzan a sonar los primeros compases.


Este año la conducción del evento, como todo el mundo sabe a estas alturas, corrió a cargo del director venezolano Gustavo Dudamel (Barquisimeto, 1981), por el que siento una especial predilección tras verle dirigir a la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles, de la que es director titular, renovado hasta 2019, la Primera Sinfonía de Gustav Mahler en versión deuvedé.

viernes, 30 de diciembre de 2016

Feliç Any Nou 2017 - Feliz Año Nuevo 2017

Durante los últimos años de la Dictadura y primeros años de la Democracia, situada en el Pasaje Russafa (Gran Vía Marqués del Túria de València), había una librería llamada Telio, regentada por Francisco Tadeo Juan, que cerró hace ya mucho tiempo. En ella se podían encontrar libros y tebeos que, por aquel entonces, estaban prohibidos en España o que, sencillamente, eran difíciles de conseguir. 


Con la portada de su boletín correspondiente al mes de marzo de 1980, con la imagen amistosa del Guerrero del Antifaz dibujada por Gago, El Eco de las Voces y El Kiosco de Dolan aprovechan para desear a todos sus lectores un FELIZ AÑO 2017.

PAU, SALUT I AMOR PER A TOTS VOSALTRES.


jueves, 29 de diciembre de 2016

Gustavo Dudamel en el Concierto de Primero de Año 2017

Y para hacer boca hasta la mañana del próximo día 1 de enero de 2017, la noticia, por muchos ya conocida, de que el tradicional concierto de valses, polkas y galopes de la Filarmónica de Viena será dirigido en esta ocasión por el venezolano Gustavo Dudamel.  

Auténtica expectación para ver cómo se desenvuelve este director de apenas 35 años, el más joven de los que hasta ahora han dirigido el concierto del Musikverein vienés, al frente de los profesores vieneses.

Aquí tienen el programa del concierto.

¡A disfrutar!

Hipólito G. Navarro y Antonio Soler firman los mejores libros del año 2016 para El Eco de las Voces


2016 ha sido un año al que han llegado muchos libros y escritores a El Eco de las Voces. La producción editorial ha sido amplia y por esta web han desfilado sesenta y tres entrevistados, incluida alguna jugadora de balonmano, lo que da mucho juego para los lectores que se aventuran por estos vericuetos y les proporciona una buena visión de lo que se escribe actualmente. 

Entre los géneros, sin duda ha predominado el histórico que, junto con el negro, creo que son los que más se publican en este país a fecha de hoy. La Fira del Llibre de València tampoco faltó a su cita anual y aportó las voces de autores ya consagrados, que desfilaron por el Cap i Casal durante apenas unas horas en algunos casos.

Sin embargo, ante tanta producción, el que esto suscribe ha comenzado la lectura de muchos libros pero también ha dejado escapar, sin terminar, muchos de ellos porque se le caían de las manos. Por eso, a la hora de determinar el mejor libro que han visto estos ojos a lo largo de 2016, la elección ha resultado menos fácil que en ejercicios anteriores. No obstante, El Eco de las Voces ha elegido dos libros como los mejores del año 2016. Uno pertenece al mundo de lo breve, es decir, del cuento, del relato, y el otro al de la novela, género histórico pero con muchos matices que le enriquecen enormemente. 

Luis Zueco: «He mantenido la esencia de la novela histórica, mezclándola con una acción arrolladora»

«Año 1284, cae la noche en la ciudad medieval más bella del mundo. Poderosas montañas y murallas inexpugnables la protegen de los reinos que la rodean. Entra y camina por sus estrechas calles, por sus empinadas cuestas y sus asombrosos rincones. Siente el frío. Escucha los rumores acerca de las inexplicables muertes que se están sucediendo, de los secretos que esconden los gremios. De la peligrosa mujer encerrada en las mazmorras. Las puertas se cerrarán pronto. Corre. Una noche más, nadie podrá escapar de la ciudad». Así reza la contraportada de ‘La ciudad’, la nueva novela de Luis Zueco asentada en Albarracín y publicada por Ediciones B, con la que el escritor aragonés continúa en su empeño de mostrarnos la Edad Media como un gran friso dividido en tres partes. La primera entrega fue ‘El castillo’ y la próxima, que culminará su proyecto, se titulará ‘El monasterio’. La sociedad militar, la urbana y la monástica, tres pilares básicos, tres iconos como los define el propio autor en la entrevista, sobre los que se sustentó la vida medieval. En una fría tarde casi invernal, conversé con Luis Zueco de todo ello en la cafetería del Hotel Vincci Lys de Valencia.
Luis, continúas con el género histórico del que últimamente se publican muchas obras en España, ¿vivimos la edad dorada de la novela histórica?
No cabe duda de que actualmente hay muchos escritores de ficción histórica. Según las últimas encuestas publicadas, es el género que más demandan los lectores junto con la novela negra. Desde luego existe mucho interés por este tipo de obras.
¿Qué crees que busca el lector en estos libros?
Unos lectores buscan que el autor les explique exactamente lo que pasó, pero de un modo más ameno, y otros se interesan por un momento histórico determinado y quieren que se les cuente lo ocurrido con una trama potente. Y eso es lo difícil, porque casar la realidad con la ficción es algo complejo de lograr, son conceptos que chocan.

viernes, 23 de diciembre de 2016

Feliz Navidad, o lo que sea


Celebren lo que celebren durante estas fechas las personas que se acercan a este blog, El Eco de las Voces les desea unas felices fiestas navideñas. 

Ojito con el turrón y la bebida, absolutamente compatibles en su justa medida, con un buen libro entre las manos.

jueves, 22 de diciembre de 2016

'Historia del Balonmano de la Comunidad Valenciana' presentado en Alicante.

El pasado viernes 16 de diciembre, en el MARQ de la diputación de Alicante se presentó 'La Historia del Balonmano de la Comunidad Valenciana. Vol. I', como cierre de las presentaciones de este libro efectuadas en las tres capitales valencianas. 

A pesar de la considerable lluvia caída en la capital y en toda la provincia alicantina, el acto estuvo concurrido y bien servido de antiguos jugadores de balonmano algunos de ellos auténticas leyendas,. A continuación algunas imágenes del acto. 

martes, 20 de diciembre de 2016

Elvira Navarro: «Mi novela es una ficción, y por tanto lo que construye son meras posibilidades»



Foto cedida por Random House
‘Los últimos días de Adelaida García Morales’ de Elvira Navarro, editada por Random House, es una de las novelas recientemente publicadas que más ha llamado la atención en 2016, al tiempo que ha suscitado una cierta polémica. Adelaida fue una de las escritoras más misteriosas del panorama cultural hispano de las últimas décadas. La celebridad alcanzada por alguno de sus libros, ‘El Sur’, adaptado al cine por su exmarido Víctor Erice, y ‘El silencio de las sirenas’, junto con el mutismo en el que se sumó la autora en los últimos años de su vida, contribuyó a ese misterio. En 2014, falleció sin apenas hacer ruido, casi en el anonimato. ‘Los últimos días de Adelaida García Morales’ es el relato, en clave de ficción, de los días que precedieron a la muerte de la escritora y su desencadenante fue la noticia de que acudiera a la delegación de Igualdad de un ayuntamiento sevillano para pedir cincuenta euros que precisaba para visitar a su hijo que vivía en Madrid. Elvira Navarro ha utilizado dos planos, dos historias paralelas, para alumbrar esta breve novela que apenas sobrepasa las cien páginas.
Elvira, es la primera vez que te entrevisto, así que esta pregunta es obligatoria; ¿qué significa para ti escribir?
Te diría que es una necesidad expresiva no traducible a otros modos de expresión, y un mandato vital que no se sabe muy bien de dónde viene, o al menos así lo siento yo, y que es irrenunciable le pese a quien le pese, incluida yo misma.
Además de escritora, también te has desempeñado como editora en la editorial Caballo de Troya, ¿se ve muy distinta la literatura desde un lado, el de escritora, y otro, el de editora? ¿Son compatibles ambas funciones?
No se ve demasiado distinto, aunque yo doy talleres de escritura y buena parte de mi trabajo consiste en corregir (editar) los textos de los participantes de los talleres, así que quizá esta circunstancia me ha impedido ver la diferencia en cuanto al trabajo artesano con el texto. Sí hay una diferencia abismal, en cambio, si lo miramos desde la perspectiva de la creación, por más que montar un catálogo o aconsejar al autor tenga una vertiente creativa. Pero ya no se trata ahí de mi universo, sino del de otros autores y autoras.
¿De dónde procede tu fascinación por Adelaida García Morales que ha propiciado la escritura de tu última novela?
Adelaida García Morales era la propuesta de lectura para estudiar la narrativa contemporánea de mi manual de literatura de COU. En ese contexto casi canónico, me sorprendió encontrarme con una autora que no me sonaba de nada, y la asumí como alguien que estaba ya a las puertas de la gloria literaria. Su desaparición posterior me resultó muy enigmática. Además, cuando era más joven me producían una gran inquietud las desapariciones inexplicables, o que yo juzgaba como tales. Por otra parte, me gustó mucho su escritura en ‘El Sur seguido de Bene’ y ‘El silencio de las sirenas’ por lo que tiene de quiebre con la convención a la que llamamos realidad. En aquel momento (te hablo de la Elvira de hace veinte años) también me sedujo que no sonara castiza. Como buena española, me he criado en el odio hacia lo español. En el complejo de inferioridad cultural. Ahora ya estoy curada de eso.

domingo, 18 de diciembre de 2016

José Luis Muñoz: «El Valle de Arán, sobre todo en invierno, es un escenario muy literario, dramático y wagneriano»

¿Qué se puede escribir sobre José Luis Muñoz en el año dos mil dieciséis, después de que más de cuarenta y tantas novelas jalonen su trayectoria de grandes éxitos? Premios tan importantes como el Tigre Juan, Azorín, Sonrisa Vertical, Café Gijón, Camilo José Cela e Ignacio Aldecoa entre otros atestiguan la fuerza de su literatura, que lo mismo se desenvuelve en el territorio del cuento, de la novela larga o de la novela sin más, a secas. José Luis domina todos los géneros, incluidos los artículos periodísticos, aunque los especialistas destacan su facilidad para desenvolverse en el ámbito de los relatos policiales. Precisamente dentro de este territorio, con matices y mestizajes, se desarrolla ‘Cazadores en la nieve’, editada por Versátil, una de sus últimas entregas en 2016, con la que ha conseguido el XVI Premio de Novela Corta Diputación de Córdoba, género negro telúrico, que brota de las entrañas de la tierra y tiene como escenario el ámbito rural y, como trasfondo, el terrorismo, la lucha antiterrorista y sus abusos. Sobre ‘Cazadores en la nieve’ pude conversar con el escritor salmantino, afincado en el Valle de Arán, hace tan solo unas semanas con motivo de su visita a Valencia para promocionar su obra.

José Luis, ¿a estas alturas de la película todavía existe el miedo al folio en blanco?
Pues lamento decir, aunque suene muy pretencioso por mi parte, que nunca tuve ese síndrome, porque «Cuando llegue la inspiración, que te encuentre trabajando», creo que dijo Pablo Picasso, y en lo de escribir, aparte de un cierto don innato, la disciplina es fundamental. Un buen amigo mío, Alfons Cervera, me elogia diciendo que soy un ejemplo de artesano literario. Los escritores pulimos una y otra vez nuestras obras hasta que las vemos terminadas. Hay días en que uno está más espeso, claro, y otros que todo surge con una fluidez imparable.
Con ‘Cazadores en la nieve’ has conseguido el premio de Novela Corta Ciudad de Córdoba 2016, ¿por qué es importante ganar un premio para ti: por el dinero, por la difusión, por el reconocimiento de los miembros del jurado…?
Hay de todo un poco. Y no puedo despotricar contra los premios literarios, aunque lo hago por la corrupción se ha instalado también allí, porque les debo mucho a ellos. En primer lugar, un jurado imparcial valora y reconoce tu obra. Eso es importante porque uno nunca es ecuánime con lo que escribe. La cuestión monetaria en estos tiempos en que los autores no pueden vivir del porcentaje de los derechos de autor es también muy importante. Y luego está la difusión, una novela con premio llega a más gente, se habla más de ella, salen referencias en más lugares.